AÑO DEL GALLO DE FUEGO 2017

por Jordi Gutiérrez

A quienes les haya parecido que 2016 ha sido un año especialmente difícil, podemos asegurarles que no se equivocan. El Mono de Fuego 2016 es un auténtico bromista, y seguro que ha metido el dedo en la llaga a más de uno. De hecho, el objetivo de un año del Mono es destruir todo aquello a lo que nos aferramos y nos impide avanzar, sean bienes materiales, personas, nuestra imagen pública… el Mono de Fuego no es muy delicado a la hora de dejarnos sin asideros en el mundo y, como la carta 16 del tarot (la torre), contribuye a derribar todas las máscaras que han constituido nuestra actual personalidad.

Afortunadamente, el año lunar 2016 sólo ha durado 11 meses y medio, y ahora, a partir del 28 de enero, nos disponemos a recibir al protagonista de la segunda parte del bienio Fuego: el flamante y espectacular Gallo de Fuego Yin 2017.

Para explicarlo de una forma sencilla, podríamos decir que los 12 signos del horóscopo chino representan doce tipos de comportamiento de la naturaleza. El ser humano se comporta según el clima y los ciclos día-noche: nos vamos despertando según sale el sol, nos activamos al mediodía, nos entristecemos al atardecer y nos dormimos por la noche. También nos irrita el viento, nos alegra el sol, nos deja melancólicos la lluvia y nos asusta el frío.

Calendario chino

El Gallo representa el clima que procede del oeste, y está marcado por el elemento metal. El metal está asociado a la melancolía y la tristeza, aunque en positivo representa el tiempo de cosecha, la caída del sol y, como virtud, nos invita a la aceptación de que el calor se marcha y llega una nueva etapa. La tristeza desaparece en cuanto aceptamos que algo ha terminado, y somos capaces de pasar página. Así, el Gallo es la actitud del otoño, del mes de septiembre en concreto, y también de la fase del día entre las 17.00 y las 19.00 horas.

El Gallo nos muestra una personalidad dinámica, trabajadora, generosa hacia los demás, altruista y a la vez práctica. Su vida está enfocada a sus logros en el exterior; por tanto, cuida mucho su imagen pública y observa una disciplina espartana en sus horarios, trabajo y cuidado personal. Vive de su imagen y, profesionalmente, está enfocado a los negocios.

El Gallo pertenece al triángulo de los comerciantes: la Serpiente es el cerebro del equipo, el Búfalo es el trabajador incansable y el Gallo es el vendedor y el relaciones públicas.

La cuestión es que este año todos seremos un poco gallos. Según nuestro signo, lo llevaremos más o menos facilidad: Los signos que están a 3 puestos de distancia en la tabla (Rata y Caballo), verán que todo les resulta un poco dificultoso, y su aprendizaje radicará en superar los obstáculos. Los que están a 4 de distancia (Búfalo y Serpiente), tendrán un año favorable y, por tanto, la obligación de no desaprovecharlo. El opuesto al Gallo a 6 de distancia (Conejo), se encontrará con la oposición constante a sus acciones; le parecerá que el mundo entero está en su contra, y así alcanzará el máximo aprendizaje: aceptar las circunstancias como son. Si lo consigue, llegará al año del Perro más fuerte, sabio y feliz que nunca. Los Gallos están en el año propio, que les incita a la autorrevisión; año para observar la trayectoria de su vida y rectificar lo que sea necesario.

Al resto de signos, el Gallo no les afecta directamente, y podrán sentirse más libres, aunque quizá también un poco ignorados por los demás. Un buen año para aprender y comprender formas de comportamiento que no les son afines.

Calendario chino

El Gallo de Fuego va a continuar el clima del Mono 2016: calor y tormentas. Así como el Mono ha provocado el caos en el clima, y hemos visto cambiar el tiempo tres o cuatro veces al día, nuestro nuevo amigo plumífero nos va a traer orden y un clima más estable. Eso sí, el calor será un poco más intenso, y las lluvias torrenciales. Las personas se sentirán más seguras, podrán crearse rutinas y hábitos más estables, y comenzaremos a ver que la sociedad entera se va poniendo en orden. Hecho esto, el siguiente trabajo será reconstruir el mundo que el Mono de Fuego ha destrozado: trabajaremos para recuperar la ética, la justicia, la coherencia, y veremos qué podemos hacer por la sociedad. Nos miraremos al espejo con aprobación, y saldremos a la calle limpios, elegantes y bienolientes, enfundados en un abrigo rojo, dispuestos a arreglar el mundo de una vez por todas. Y así será hasta el 15 de febrero de 2018, en que el Perro de Tierra Yang nos introducirá en una nueva aventura.

Texto escrito por Jordi Gutiérrez para la conferencia del 19 de Enero de 2017 en "Asociación de Amigos de la India".

Conferencia gestionada por Asociación de Amigos de la India.

Entra en nuestra web e infórmate de todo lo que hacemos.

Logo AAI
Asociación de Amigos de la India